Artículos


Newsletter 136: Seguridad & Ambiente en PyMEs

7. Breves

7.1 La ebriedad del trabajador y las facultades disciplinarias del empleador

El ordenamiento laboral reconoce al empleador facultades de dirección y organización del establecimiento en que se desarrollan las relaciones de trabajo. Ambas deben ser ejercidas de manera funcional, atendiendo a los fines de la empresa y sin perjuicio de la preservación de los derechos del trabajador (Art. 64 y 65 LCT).

En ejercicio de esas facultades, el empleador puede adoptar medidas respecto del trabajador que incurre en una inobservancia del contrato que, por su gravedad, no consienta su continuidad (Art. 242 LCT) o bien, si considera que esa medida sería excesiva o desproporcionada respecto de aquella, disponer, por ejemplo, una suspensión disciplinaria (Art. 219 LCT). En cualquiera de los dos supuestos se recuerda que, para que la medida sea justificada, debe ser proporcionada y contemporánea con la inconducta reprochada al trabajador.

En ese marco, la ingestión de bebidas alcohólicas por el trabajador puede tener incidencia sobre sus deberes contractuales y ella dependerá de diversos factores (p.ej.: en la generalidad de los casos no será considerada de la misma manera la existencia de una adicción -alcoholismo- que determine una serie reiterada de faltas a la de un episodio aislado en la que esa ingesta determina un incumplimiento de sus obligaciones). Por lo demás, en este último caso, deberá verificarse la gravedad de ese incumplimiento aislado.

Así, se ha resuelto que:

1) El estado provocado por la excesiva ingestión de bebida alcohólica no constituye por sí solo una falta grave de suficiente entidad como para justificar el despido de una empleada, salvo que la ebriedad signifique un serio riesgo según la función que la trabajadora debiera desempeñar (CNTrab, sala VII, 23/9/94, “Dalmas, Magdalena c/ Filtrex S.A.).

2) Los antecedentes negativos del empleado del consorcio y su afición a la bebida no justifican la decisión rescisoria si no se probó la existencia de un nuevo hecho de embriaguez coetáneo al despido (CNTrab, Sala V, 16/3/1989, “Gómez, Pedro J. c/ Consorcio de Propietarios de la calle 3502).

3) Resulta ajustado a derecho el despido del trabajador si se encuentra acreditado que agredió a un compañero de trabajo y que se encontraba en estado de alcoholemia, lo cual constituye injuria suficiente para justificar la medida. (CNTrab, sala IV • 24/11/2009 Vivas, Néstor Fabián c. Hoteles Sheraton de Argentina S.A.C.).

4) Resulta justificado el despido directo decidido respecto de un vigilador privado que se presentó a prestar tareas, con el uniforme provisto por la empleadora, en estado de ebriedad, violentando la prohibición emergente del art. 16 inc. o del CCT 421/05 pues, dicho proceder reviste una gravedad tal que no admite la prosecución de la relación laboral. (CNTrab, sala I 28/10/2009, B. L. A. c. Securus S.A).

5) La embriaguez habitual constituye causal autónoma de injuria laboral. Si la empresa agotó los medios tendientes a lograr una rehabilitación del trabajador no puede dubitarse de la legitimidad del despido impuesto, aún cuando nos encontremos en presencia de un buen operario, padre de familia y con buena antigüedad en la empresa (CNTrab, sala III, 25/9/1990, “Pérez, Abel A. c/ Establecimiento Las Marías”).

Los fallos citados permiten inferir algunas conclusiones útiles. Ellas son:

1. Si bien la embriaguez habitual es una patología, su proyección sobre el contrato de trabajo lleva al trabajador a incumplimientos reiterados de sus obligaciones (p.ej.: inasistencias sin aviso, concurrencia al lugar de trabajo en condiciones que no le permiten prestar servicios y que pueden exponer a riesgos en el trabajo a él y a otros compañeros de tareas, etc.).

La realidad evidencia que, en la generalidad de los casos, tales incumplimientos –no la adicción en sí misma- motiva la aplicación de sanciones disciplinarias que pueden finalizar con el despido justificado dispuesto por el empleador. Es el caso “5”. La empresa despidió al trabajador por haber sido encontrado durmiendo en su lugar de trabajo. Éste fue el motivo puntual, concreto, que determinó la decisión pero el empleador, anteriormente, había agotado las medidas disciplinarias tendientes (ésta es su finalidad) a modificar la conducta del trabajador, sin resultado alguno.

2. El supuesto aislado de ingesta excesiva de alcohol que ocasiona un incumplimiento de alguno de los deberes del trabajador debe ser valorado, en concreto para determinar si justifica el despido con justa causa o no, tomando como medida de valoración la pauta del Art. 242 LCT: debe tratarse de una infracción grave que no admita la continuidad de la relación de trabajo (casos “3” y “4”).

Otros incumplimientos, también podrían merecer el reproche sancionatorio del empleador (p.ej. mediante la aplicación de una suspensión disciplinaria (casos “1” y “2”), pero ser descalificados, como despidos con invocación de causa, por ser considerados una reacción desproporcionada de aquél ante la inconducta del trabajador.

No siempre podemos elegir la música que la vida nos toca, ¡pero podemos elegir como la bailamos!

7.2. Nunca está de más recordarlo…

Siempre hay que tratar de ser el mejor, pero nunca creerse el mejor”.

 

7.3. “Yo tampoco usaba el cinturón de seguridad”

http://www.facebook.com/video/video.php?v=438048469597650

“Nunca pierdas la fe. Los mejores comienzos vienen después de los peores finales”.

 

7.4. La contaminación por productos químicos produce obesidad y diabetes

Si la contaminación ya es suficientemente perjudicial para la salud, provocando enfermedades, ahora se ha descubierto que, encima, puede engordar. La contaminación aumenta el riesgo a sufrir infartos, problemas respiratorios o desarrollar tumores. Determinados compuestos químicos sintéticos muy presentes en el medio ambiente de las ciudades y fuera de ellas, asociados a pesticidas, a insecticidas, y también a perfumes, plásticos o cosméticos, predisponen a la obesidad, según los últimos estudios.

Uno de estos estudios ha sido elaborado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), que une a 24 grupos españoles de investigación líderes en obesidad.

Algunos de estos contaminantes ambientales son sustancias que se hacen pasar por hormonas, es decir, como explican los científicos, actúan como disruptores endocrinos, confunden al organismo, lo engañan, y desatan desarreglos metabólicos que modifican los procesos de acumulación de grasa en el cuerpo humano.

Se ha estudiado la relación de la contaminación con enfermedades más graves y se ha dejado durante años el análisis de productos tóxicos y su relación con el sobrepeso. Pero la obesidad es una epidemia y merece ser estudiada con mucha atención. Javier Salvador, investigador del CIBERobn, señala que se ha pasado de un 12% de prevalencia en España a entre el 23 y el 28%. Salvador es también presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. Se estudia este problema y su relación con la diabetes tipo 2.

Entre las sustancias que pueden producir obesidad, se encuentran los llamados compuestos orgánicos persistentes (COP), sustancias químicas con elevada resistencia a la degradación, que se acumulan en la cadena alimentaria y que, al ser liposolubles, se concentran en las grasas. Por ejemplo, los pesticidas organoclorados, como el DDT. Aún hoy se detecta en el 88% de la población cuando se trata de una sustancia que se prohibió en 1975.

También los compuestos llamados seudopersistentes tienen un efecto similar. No tienen la misma capacidad de fijarse en el organismo, pero la exposición a estas sustancias es tan continua que también actúan como disruptores endocrinos de forma diaria.

Por otra parte, están los ftalatos, que se emplean en la industria como ablandadores de plásticos, las benzofenonas, presentes en los filtros ultravioletas de las cremas solares, los parabenes, que se usan para extender la caducidad de productos cosméticos como los champús, o el bisfenol A (BPA), presente en plásticos (policarbonato y resinas epoxi).

Lo único necesario para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada”. Edmund Burke

7.5. Consejos para evitar accidentes por inhalación de Monóxido de Carbono

  1. Haga realizar una revisión periódica a sus artefactos por un gasista matriculado.
  2. Respete las normas técnicas y reglamentarias de instalación. La instalación irregular de un artefacto puede ocasionar accidentes.
  3. Permita siempre el ingreso de aire al ambiente desde el exterior, suficiente como para renovarlo: a veces una rendija puede salvarnos la vida.
  4. Verifique que la llama de los artefactos sea de color azul. Si es de otro color (amarillo o tonalidades anaranjadas o rojas) está funcionando en forma defectuosa. Llame enseguida a un gasista matriculado para que revise el artefacto y la ventilación.
  5. Es indispensable que las salidas de los gases al exterior estén libres de obstrucciones y colocadas en forma reglamentaria. La mayoría de los casos fatales tienen su origen en conductos defectuosos.
  6. No coloque calefones en baños o dormitorios si no son de tiro balanceado.Las estadísticas muestran que el 72% de los accidentes fatales se deben a calefones con funcionamiento incorrecto.
  7. El uso de hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente es sumamente peligroso.
  8. Si los conductos de evacuación (chimeneas o salidas al exterior) son retirados para trabajos de limpieza o pintura y luego no son correctamente reinstalados, puede ser fatal.
  9. Cuando compre un artefacto, verifique que tenga adherida la oblea con el sol naciente que dice “Gas” otorgada por un organismo certificador.
  10. Lea el dorso de su factura, allí encontrará teléfonos útiles para consulta, urgencias o reclamos.

RECUERDE: Todos los accidentes por inhalación de monóxido de carbono son evitables.

Un artefacto bien calibrado obtiene un rendimiento calórico mayor. Esto significa también mayor economía.

Fuente:ENARGAS

Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo”. Miguel de Cervantes

7.6. Sacate las pilas

¿Para qué sirven las pilas y baterías usadas? Para contaminar y destruir recursos naturales, principalmente. Porque al amontonarse en basurales y descomponerse, emiten líquidos lixiviados y gases tóxicos que contaminan el aire, el suelo y el agua, y afectan la salud de las comunidades a sus alrededores.

Por ejemplo, una pila alcalina, puede contaminar 167.000 litros de agua. Una de mercurio, 600.000 litros y las baterías del celular, de cadmio, hasta 675.000 litros,  ¡que equivalen al consumo de agua de una familia en un año y medio!

En Argentina, sólo se reciclan los componentes de las pilas de plomo-ácido y reutiliza las de níquel-cadmio  en rellenos de seguridad. El resto, debe ser exportado a países que cuenten con la tecnología para reciclar o reutilizarlas. De acuerdo al principio de responsabilidad extendida del producto, los fabricantes, importadores o comercializadores de pilas y baterías, deben hacerse cargo de la gestión ambientalmente adecuada de sus productos, una vez que fueron desechados.

¿Qué hacer, entonces, con las pilas y las baterías agotadas?

Recargá

Aunque también contienen materiales pesados, la vida útil de las pilas recargables es exponencialmente más larga que la de las descartables (entre 400 a 1000 veces más), lo que las convierte en mucho más sustentables.

¡No tires a la basura!

 

Es lo más importante: evitar que vayan a basurales, cloacas, ríos o a la tierra.

Muchas empresas productoras se hacen cargo de su responsabilidad extendida sobre sus productos. Cannon, Claro,  Energizer,  Eveready, Kodak, Duracell, Hewlett Packard,Ibm, Lenovo, Motorola, Nextel, Nokia, Panasonic, Philips, Probattery, Rayovac, Sony y Telecom tienen puntos de recolección. En este link, el listado de centros de cada compañía, en la ciudad de Buenos Aires.

Reducí

Intentá limitar tu uso cotidiano de pilas y baterías todo lo que puedas. Priorizá fuentes de energía limpias y renovables, como la solar.

¡Se puede!

Fuente: Blog Planeta Sustentable

“Todo parece imposible, hasta que se hace”. Nelson Mandela

 

7.7. Denuncian que la ley de bosques no se cumple

Apenas nuestra presidenta terminó de anunciar en Santa Cruz que “los árboles son sagrados”, la organización ambientalista Greenpeace y dirigentes opositores denunciaron que el gobierno nacional no cumple con la ley de bosques, sancionada en 2007. Denunciaron que la deforestación en el país sigue siendo “muy elevada” y que la Nación no gira a las provincias los fondos necesarios para su aplicación.

La desafortunada frase despertó críticas por cómo se dedicó ella al cuidado de los árboles. Para el ex diputado Miguel Bonasso, autor de la ley 26.331 de bosques nativos, definió a sus declaraciones como “un disparate” y “una frase retórica muy poco feliz”. Argumentó que, desde la sanción de la ley, el gobierno nacional destinó muchos menos fondos de los correspondientes.

Para este año, la suma presupuestada fue de $ 230 millones, mientras que la cifra debería ser de unos $ 2300.

Según el Art 31 de la ley, el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos no puede ser inferior al 0,3% del presupuesto nacional, más el 2% del total de las retenciones a las exportaciones de productos provenientes de la agricultura, la ganadería y el sector forestal.

Durante 2008 y 2009, la norma no contó con presupuesto. En 2010 y 2011, la cifra asignada fue de $ 300 millones y, en 2012, de sólo $ 267. “Al no enviar la asignación que corresponde, el Gobierno y la bancada mayoritaria que votan el proyecto de presupuesto están violando la ley”, expresó Bonasso.

Recordó también que en 2010, se reasignaron partidas por $ 144.209.091 que correspondían a la Ley de Protección de Bosques al programa Fútbol para Todos.

Según Greenpeace, desde la sanción de la ley hasta fines de 2012 se deforestaron 1.145.044 hectáreas, principalmente en Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. De las 200.000 hectáreas que se deforestaron en 2012, podría estimarse que unos 40 millones de árboles desaparecieron, explicó el Coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace. Según su parecer, “no hay una decisión política por parte de la Nación de hacer cumplir la ley ni sancionar a las provincias”.

Señaló, además, que de la superficie deforestada hasta 2012, unas 275.000 hectáreas, corresponden a zonas protegidas, en las que no se puede desmontar, o en las que sólo puede haber una tala controlada y que no destruya los bosques nativos.

“No importa cuántos recursos tengas… Si no sabes utilizarlos, ¡nunca serán suficiente!”

 

7.8. El oxígeno, más importante que el agua para vivir

Un estudio de la Universidad de Michigan concluyó a fines de 2012 que el oxígeno “se está agotando en la atmósfera”. Una conferencia sobre medio ambiente realizada en Punta del Este asegura que “a la Tierra le quedan menos de 80 años” de este preciado gas.

Durante la conferencia “Alerta global. Hacia un cambio de conciencia”, desarrollada en Uruguay, especialistas aseguraron que “el oxígeno pasó a ser más importante que el agua para la supervivencia en la Tierra”.

El investigador Luis Seguessa, presidente de la Fundación Códigos, estuvo a cargo del cierre de la Semana del Mar, en la Liga de Punta del Este y mostró cifras y hechos contundentes sobre la situación que atraviesa el planeta, al tiempo que alertó sobre varias situaciones vitales que “deberían estar en la agenda de los principales mandatarios del mundo”.

El especialista comentó que “la Universidad de Michigan había llegado a finales del 2012 a la conclusión de que el oxígeno se está agotando en la atmósfera”.

A diferencia de los norteamericanos, que sostienen que la causa es el calentamiento global, Seguessa asegura desde 2008 que “tanto el calentamiento global como el agotamiento del oxígeno en la atmósfera son consecuencias paralelas de una misma causa: el consumo desmedido de oxígeno por parte de los motores de combustión interna que hoy circulan por el planeta, que ascienden a casi mil millones”.

“Es importante entender que el oxígeno es un recurso vital para la vida y que es finito”, sostuvo el especialista, al tiempo que puntualizó: “Los científicos de la Universidad de Michigan sostienen que nos quedan 80 años de oxígeno, aunque para nosotros puede ser menos. De todas formas, si son 80 años puede parecer mucho si sólo pensamos en nosotros, pero si pensamos en nuestros hijos y nietos el tiempo es sumamente corto”.

Así es que consideró que se debe “actuar de inmediato y revertir esta situación por el bien de las futuras generaciones”.

“Hasta los años 70 existía un equilibrio entre la producción de oxígeno del planeta y el consumo de todos los seres vivos y los 200 millones de vehículos que circulaban en ese momento en la tierra”, informó Seguessa y agregó que “esta cifra creció exponencialmente, y hoy se consume mucho más oxígeno de lo que el planeta puede reponer“.

De ahí que –según él- “esta es la causa del debilitamiento de todas las reservas y de la destrucción de muchos ecosistemas”. “Estamos en un punto en el que el oxígeno pasó a ser más importante que el agua para la supervivencia en la tierra”, alertó.

“¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?”. Vincent Van Gogh

7.9. ¿Cómo se debe separar la basura?

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Mahatma Gandhi

7.10. La campaña: “La vida salvaje en el mundo está desapareciendo”

Esta campaña de WWF (World Wide Fund for Nature) , organización conservacionista independiente internacional, una de las más conocidas y prestigiosas mundialmente, utilizó para esta campaña, esta imaginativa placa, respecto de situaciones que son comunes, aún para personas que viven en una ciudad, y como quedaría sin “eso”, que es la vida salvaje.

Nunca las campañas alcanzan para concientizar al hombre, en su afán de destruir a cambio de dinero, pero cada vez más gente se preocupa por el planeta que le vamos a dejar a nuestros hijos.

Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; son aquellas que se adaptan mejor al cambio”. Charles Darwin